AGRARIOS

Daños a cultivos, frutales, bosques, ganado y otros, por fenómenos meteorológicos u otras causas.

Descripción

Se cubren los daños a los cultivos, frutales, hortalizas, plantas ornamentales y otros, de riesgos –dependiendo del cultivo y variedad- tales como el pedrisco, la helada, el incendio, las lluvias torrenciales o persistentes, la sequía, la inundación, el viento huracanado, las heladas, la nieve, la falta de cuajado del fruto, “Daños Excepcionales” y el golpe de calor.

También se asegura al ganado vacuno, de ciertas enfermedades como la fiebre aftosa, la encefalopatía espongiforme bovina. Igualmente se cubre el coste de la retirada de animales muertos. Para ésta y otras especies se puede cubrir los daños por la sequía en los pastos, cubriendo los costes de la aportación extraordinaria de alimento.

En el ganado aviar está cubierto, el golpe de calor y el pánico. En la apicultura, el incendio, la sequía, las lluvias torrenciales y la inundación. En cuanto a la apicultura tienen coberturas específicas las truchas, las doradas, las lubinas, los rodaballos y el mejillón. Por último, pueden asegurarse en las plantaciones forestales, el riesgo de incendio y los daños excepcionales.

Recomendaciones

Sabemos lo difícil que es iniciar una actividad empresarial pero cuando se trata de agricultura, ganadería, etc, además existen muchísimos condicionantes ajenos a la propia actividad que influyen negativamente a la hora de lograr beneficios económicos como ha quedado definido en el epígrafe anterior. Es por ello que es necesaria su contratación por no decir que es requisito obligatorio tener este tipo de seguros para minimizar los riesgos por causas externas además de para la petición de subvenciones.

error: !! Contenido Protegido !!